Revista Demujeres: Crucigramas para la educación: Innovando se aprende

La profesora de Matemáticas de la Pontificia Universidad Católica, Patricia Hellberg, encanta con interesantes y desafiantes crucigramas. Asegura que “participamos en  forma internacional, en toda edad y nivel de educación, ya que los temas son infinitos y acercan a la persona a un lenguaje más amplio y a una comunicación de calidad.”

¿Cuáles son los objetivos de tu trabajo en términos de salud mental, desarrollo o estimación de la memoria, educación?

El objetivo de mi trabajo es permitir que sucedan varios procesos interrelacionados entre ellos, que potencien la educación, el trabajo de la memoria, el enriquecimiento, la entretención y los vínculos intrafamiliares. Nuestros crucigramas permiten: •    Entretenerse en forma sana
•    Recordar conocimientos previos
•    Aprender (vocabulario, ortografía, sobre diversos temas, etc.)
•    Tener acceso a un entretenimiento “cultural” interactivo
•    Utilizar y desarrollar el material en forma clínica (está recomendado para la prevención temprana del Alzheimer)
•    Fortalecer la concentración, memoria, retención.
•    Privilegiar a los estudiantes (en nivel escolar) con material acorde a sus competencias y habilidades dentro del currículum  y programas de estudio según su nivel de aprendizaje.
•    Generar lazos de cooperación en la familia.
•    Que sirva como instrumento de evaluación.
•    Aumentar la comprensión lectora.
•    Potenciar la autonomía, el autoaprendizaje, la creatividad.
•    Que el usuario aprenda jugando.
•    Que desarrolle la memoria visual, auditiva y textual.
•    Apunta hacia la metacognición y el constructivismo.
•    Utilizar el juego como vehículo para el conocimiento.
•    Acercar lo digital entre generaciones de abuelos  y nietos, padres e hijos.

¿Cómo se educa según tu mirada a través de crucigramas y qué participación tiene la mujer chilena, según su edad en este trabajo?

La idea del crucigrama es que el usuario (sea niño, joven,  adulto o de la tercera edad) logre aprende jugando, aceptando  el desafío de ir completando poco a poco las palabras solicitadas.  Las pistas pueden ser textuales, auditivas o visuales, por lo tanto estás ejercitando el oído, la vista y la memoria.

Link